Somos Defensores

2013, AÑO RÉCORD EN ATAQUES CONTRA DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS

2013 fue un año mortífero para los defensores de derechos humanos: 78 de ellos fueron asesinados, 39 sufrieron atentados y más de 200 fueron amenazadas. Los perpetradores saben que casi ninguno de esos crímenes se castiga: aunque desde 2009 se acumulan 219 homicidios, solo en seis casos hubo condenas. Y solo tres de esas sentencias están en firme; las otras aún penden de apelación.

El año pasado fueron asesinados 78 líderes. Aunque los homicidios pasan de 200 en los últimos cuatro años, solo hay seis condenas.

2013 fue un año mortífero para los defensores de derechos humanos: 78 de ellos fueron asesinados, 39 sufrieron atentados y más de 200 fueron amenazadas. Los perpetradores saben que casi ninguno de esos crímenes se castiga: aunque desde 2009 se acumulan 219 homicidios, solo en seis casos hubo condenas. Y solo tres de esas sentencias están en firme; las otras aún penden de apelación.

Esta es la conclusión de dos estudios que está a punto de publicar la organización Somos Defensores, que congrega a varios grupos y desde 2002 lleva un registro, reconocido por su rigurosidad, de las agresiones contra líderes comunales, campesinos, étnicos, de víctimas, y restitución de tierras, sindicalistas y otros que caen en la categoría de defensores de derechos humanos.

El primero de esos estudios es ‘D de Defensa’, el informe anual 2013, que registra un total de 366 agresiones contra este grupo, el número más alto desde 2002, cuando empezaron a llevarse las cuentas.

Este estudio registra que se cometieron en total 78 homicidios de defensores en el año, nueve más (13 por ciento) que en 2012. Este es también el número más alto registrado en más de una década.

Entre ellos fueron asesinados 17 líderes comunales, 15 campesinos, 14 indígenas, 6 líderes de víctimas y 5 comunitarios, 5 de restitución de tierras y 5 dirigentes sindicales.

Hubo 209 amenazas y 39 atentados en el año contra estos activistas.

Impunidad

El otro estudio se llama ‘Protección al Tablero’ y tiene dos partes. Una es un repaso crítico al sistema de protección puesto en pie por el Estado para proteger a líderes amenazados. La otra expone uno de los rasgos más alarmantes de la situación de los defensores de derechos humanos: estos no solo están siendo asesinados masivamente, sino que sus muertes quedan en la más completa impunidad, según el estudio.

Entre 2009 y junio de 2013 se cometieron, según el reporte, 219 homicidios de defensores de derechos humanos. Solo en seis casos se ha emitido sentencia, aunque tres de esas sentencias aún están pendientes de apelación.

De los 219 homicidios, 26 casos han sido archivados y la situación de otros 59 no está clara, pues no hay datos o no figuran en registros de investigación de la Fiscalía.

En juicio se encuentran apenas 12 de los 219 casos de homicidio de defensores de derechos humanos y se mantienen en estado de indagación, algo más de la mitad del total, 119 casos.

El informe sostiene que ninguno de los familiares de las víctimas ha sido reparado.

La mayoría de los asesinados son líderes indígenas (64) y comunales (45). Pero hay desde líderes ambientalistas, deportivos, estudiantiles hasta sindicalistas, mineros, LGBTI y de restitución de tierras.

Pocos líderes de connotación nacional son asesinados: el desangre es en las regiones y las localidades, donde están más indefensos y donde su muerte tiene menos notoriedad mediática y son más débiles las posibilidades de investigar el crimen.

En estos años, los departamentos que más han sufrido homicidios de sus defensores de derechos humanos son Antioquia y Córdoba, con más de 40 casos cada uno. Les siguen, con alrededor de 15 asesinatos, Córdoba, Nariño y Valle. Pero casi otros veinte departamentos registran víctimas mortales.

En una amplia mayoría de los casos (63 por ciento) no se sabe quién fue el autor. Se cita a paramilitares como los autores de cerca de la quinta parte de los casos y a las Farc de algo más de una de cada diez de esas muertes. La Fuerza Pública es señalada como presunto responsable en siete casos.

La Unidad Nacional de Protección es el organismo estatal encargado de proteger a las personas amenazadas. Según el reporte de Somos Defensores, la Unidad recibió en total entre enero de 2012 y setiembre de 2013 más de 20.000 solicitudes de protección, de las cuales aprobó 7.487.

De estas, más de 4.000 fueron solicitudes de protección de defensores de derechos humanos, líderes indígenas, afros, de población desplazada y de restitución de tierras. La Unidad consideró en situación de riesgo extraordinario o extremo a más de 1.500 de estos solicitantes y les dio medidas de protección. Y, mediante un trámite especial, de emergencia, cobijó a otros 850.

Es decir, cerca de 5.000 líderes sociales y defensores de derechos humanos solicitaron medidas de protección y alrededor de 2.400 las recibieron.

Por: Álvaro Sierra Restrepo

http://www.semana.com/nacion/multimedia/2013-ano-record-en-ataques-contra-defensores-de-derechos-humanos-colombia/378040-3

Compartir contenido en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Contenido Reciente

Noticias
SomosDef

Convocatoria laboral

                           Bogotá. 20 de abril de 2022. El Programa Somos Defensores se permite informar en

Leer más »